Keynote a la vista: iPhone décimo aniversario

by Miguel 59 views0

Una de las tradiciones macuarianas con más solera es el seguimiento de keynotes y anuncios de Apple. Invariablemente, concluyen con una frase clásica: “vaya keyna de mierdote“. Es imposible estar a la altura de las expectativas que Apple consigue, habitualmente, levantar entre los usuarios. La inmensa mayoría de las prestaciones que incluye cada nuevo producto son irrelevantes para casi todos.

Salvo, por supuesto, el primer iPhone. O el iPad. O el… vale. Cierto. A veces pasa.

Pero una cosa es la expectación del aficionado, y otra la del comentarista, Y más desde que todo el mundo comenta sobre Apple. Si el Watch ya fue un ejemplo de fiebre alimentada por los medios de comunicación, el (presunto) iPhone 8, el modelo designado para servir de  bandera en el décimo aniversario del producto, está batiendo récords. Analistas y prensa exigen que sea revolucionario, único, diferente, no ya una respuesta a un mercado competido sino una nueva redefinición, mayor que lo que fue el TouchID. Como si un teléfono móvil fuera una varita mágica.

Lo que se sabe es que Apple va a presentar tres modelos el día 12 de Septiembre. Con casi toda seguridad serán un 7s, 7s Plus, y un modelo nuevo… o un modelo de aniversario.

Entre los rumores esencialmente confirmados:

  • Pantalla extensa, cubriendo casi todo el frente del aparato (la cámara frontal sobrevive pero podría estar bajo el cristal) y curvándose hacia los bordes. Al menos una de las versiones tendría pantalla OLED, significativamente mejor que las Retina LCD normales (más contraste, colores más fieles) y más delgada. La pantalla se redondearía ligeramente en los bordes hasta encajar con el marco metálico, como con el Watch. El iPhone apagado parecería aún mas una placa de metal -o de cristal-, minimalista al máximo.
  • La cámara frontal sería doble, con “capacidades de reconocimiento 3D” avanzadas. La posterior tendría las dos lentes en vertical.
  • Sin botón de inicio. Lo que inquieta un poco, pensando en TouchID. Aunque hay quien ha señalado que podría existir sin un sensor dedicado (con toda la pantalla capaz de reconocer tus huellas) eso parece poco practicable.
  • Con reconocimiento facial gracias a la nueva cámara frontal y su capacidad de diferenciar una foto de una cara. Se especula que para sustituir a TouchID. Aquí seguimos esperando que Apple haya encontrado un modo de combinar ambos.
  • Carga inalámbrica. Esto se lleva cocinando bastante tiempo, e implica probablemente una estación base de algún tipo, completa con su cable y todo. ¿La gracia? Que podrás cargar y usar los auriculares al mismo tiempo.
  • Más y mejor cámara, como siempre.
  • Procesador A11 más rápido.
  • Se habla de un “cuerpo de cristal” en lugar de metálico (como el iPhone 4), con los bordes, redondeados, en acero o aluminio según el modelo.
  • Seguiría siendo impermeable y (muy) moderadamente sumergible.
  • Un precio muy superior a los modelos habituales. Algo que hace pensar en una edición especial, o en que Apple ha vuelto a los tiempos de Sculley y olvidado que también tiene que competir en precio. Preferimos creer lo primero. O que ese precio sólo afecta a la gama más alta. Pero el coste de los últimos iPhones y portátiles hace pensar mal.
  • Los tamaños rumoreados van desde el mismo del iPhone 7 a algo ligeramente más grande, sin menciones de un 8+.

En conclusión, puede que sea una adición normal a la gama, un iPhone 8 de pleno derecho. O puede que sea un iPhone Anniversary Edition, una edición de capricho y de aniversario, con pantalla OLED y todos los extras, y que acompañe a un 7s mejorado. O las dos cosas. Lo que está claro es que, pese a lo que griten los analistas y los periódicos, un poco más de pantalla o cambiar el sistema de identificación de usuario o cargar sin enchufar… pueden ser interesantes pero no son exactamente revoluciones. Ni falta que hace.

Si Apple presenta algo radical con el iPhone 8 es improbable que sea simplemente el hardware. Sabemos que viene trabajando mucho en integración de realidad aumentada (con su ARKit asomando la patita). Sería interesante ver qué aplicaciones tienen en mente, y hay rumores de que lo veremos en una evolución de Mapas capaz de orientarnos sobre la pantalla.

Y si no, al menos podremos ver iOS 11 en un hardware a la medida. La Keynote incluirá no sólo los teléfonos sino la puesta de largo del nuevo sistema operativo (ya por la décima beta publicada), y con toda probabilidad cambios en Watch… así como muy probablemente anuncios sobre AppleTV.

Lo veremos, si no falla nada, el 12 de Septiembre. Y lo comentaremos en los foros de Macuarium.

Otras dos referencias para ampliar:

MacRumors.

Telegraph.