Actualidad Macintosh en español

 

 


Indice de Foros
Temas activos
Mensajes privados
Downloads
Links / Buscador
Compraventa



 


Auténticos artículos
coleccionables de Apple


Macu te necesita

Vótanos en la revista ReD


Tropico: una dictadura al alcance de todos
Además de ser divertida, puede dar muchísimo trabajo, por Maxmalus

12-05-2.002



Este juego llegó al mercado precedido de una cierta polémica sobre lo “políticamente incorrecto” que parece su planteamiento: una dictadura en una pequeña isla tropical, tópicamente bananera, y todos los medios para mantenerla oprimida. Pero no es lo que parece. No sólo se ha borrado del mapa lo peor (drogas, terrorismo de estado, etcétera) sino que lo que queda se trata con un tono de humor y burla que hace imposible tomarlo como una apología del modo de vida de Fidel Castro.

La parodia es contínua.

Un trabajo a tiempo completo

La idea de ser un dictador en un primer momento puede no resultarnos atractiva, pero el controlar una isla, hacer que crezca en infraestructuras y medios, y se vaya convirtiendo en una potencia turística, puede resultarnos más llamativo (sin olvidar que deberemos controlar las peticiones de una población reprimida que a la menor posibilidad nos intentará dar un golpe de estado). Otra cosa no, pero trabajo vamos a tener, y la diversión será proporcional a los esfuerzos que invirtamos en que nuestra isla sea la mejor.

El despacho de El Presidente.

Click para ampliar

Lo fundamental que debemos decir de Tropico es que nada más comenzar a jugar, notamos que se ha logrado dotar a este título de un ambiente atemporal, parece como si en cada partida el tiempo se detuviese; comenzaremos con unos menús que desbordan detalles tropicales, una música cubana realmente acertada y una dinámica de juego, en la que no prima la acción, sino la estrategia y planificación que a la larga es cuando se ve si tiene efecto o no; simplemente es un modo de jugar tranquilo e inteligente, donde las dificultades son altas, pero la idea de estar en una isla tropical acompaña a la mecánica del juego en todo momento y le dota de ese sabor puramente cubano.

Dinámica y jugabilidad

La dinámica será muy clara, tomaremos el mando de una isla y todo lo que ello conlleva, principalmente deberemos mejorar las viviendas y construcciones de ella, a la vez que potenciamos al máximo el turismo de la isla, y sin olvidarnos de las necesidades de la población local (comida, comodidades, religión…).

No controlaremos directamente a todos los ciudadanos de nuestra nación, sino que ellos vivirán libremente y nuestras acciones provocarán reacciones en ellos; de esta forma podremos oprimir a la población con una gran fuerza militar y a la vez tener un gran numero de turismo, pero si la población se vuelve contra nosotros está todo perdido (llegando incluso a poder imponernos elecciones tras un golpe de estado).

La Prensa no dejará pasar nuestras malas acciones… al menos, no gratis

La jugabilidad tiene dos caras, y una es que nada más comenzar a jugar nos daremos cuenta que las opciones, posibilidades, y los controles del juego son inmensos; esto provocará que al principio estemos un poco perdidos con tanto menú e información disponible, pero gracias al tutorial (en un perfecto español, al igual que el resto del juego) pronto nos desenvolveremos por los menús familiarmente, y a la larga nos daremos que gracias a esas opciones las posibilidades del juego son enormes (y la diversión muy duradera).

El tutorial está perfectamente traducido

Click para ampliar

Añadir, que no solo ahora contamos con los textos en español al igual que todos los menús, sino que además las voces estarán perfectamente traducidas; la ambientación así gana muchísimos puntos y permite que podamos disfrutar plenamente de todas las posibilidades del juego, y no tengamos trabas en el idioma, porque los datos e informaciones serán muy abundantes (sin olvidar que cada cierto tiempo recibiremos informes de nuestros colaboradores con todo tipo de detalles de los avances o retrocesos socioeconómicos).

Mapas y misiones

La versión Mac, cuenta con más mapas que la versión pecera, y la diversidad de estos (en los que podremos elegir misión) será amplísima. Prácticamente el aspecto es muy similar (todas ellas son islas, de similares dimensiones, por lo que no habrá variedad en ese aspecto prácticamente), pero dejando de lado esta evidente limitación, las misiones que deberemos completar serán muy variadas, desde crear una isla que sea la mayor exportadora de tabaco, a tener ingresos millonarios por el turismo en un tiempo limitado (siendo este aspecto de variedad el que le de una vida útil bastante larga a este título).

Gráficos

Los mapeados serán pequeños, ya que cada fase será únicamente una isla, pero eso no influirá para que podamos ver con todo detalle los elementos de la misma; principalmente nuestra visión será la isométrica, y desde una perspectiva superior observaremos la acción, además un potente zoom nos permitirá que disfrutemos de una perspectiva más general que nos resultará muy útil para poder ver cuales son las zonas idóneas de ubicación de los complejos turísticos, o de plantación (por medio de un sistema gráfico de coloración del terreno, sabremos cuales son las zonas apropiadas de cada uno de los cultivos).

Los alardes gráficos no serán grandes, pero si más que suficientes para lo que un juego de este estilo requiere; los personajes se verán detallados, del mismo modo que los vehículos (barcos, aviones…) y los edificios, de los que podemos contar con más de 100, desde hoteles, casinos… hasta torres de la policía. Los personajes, estarán recreados hasta el mínimo detalle, y veremos desde turistas de segunda clase, a doctores, militares, policías, revolucionares… (y sin olvidar los útiles universitarios extranjeros que podremos contratar para los trabajos más cualificados).

El edificio del aeropuerto es fundamental para el desarrollo.

Click para ampliar

El nivel de detalle incluso llegará a permitirnos disfrutar condiciones meteorológicas (nubes, sol, tormentas…) cambian en tiempo real; todo ello ayuda más si cabe a que nos introduzcamos en el realismo que atesora el juego.

Sonido

Técnicamente, mención especial para este apartado, no solo por lo bien que acompaña a la acción sino por la increíble banda sonora que en todo momento nos deleita y nos introduce también en la situación del juego, con ritmos cubanos y tropicales que más de una vez nos sorprenderán por lo pegadizos que son y el tremendo ritmo que le dan al juego.

Simplemente la banda sonora más ajustada y apropiada para este título, gratamente sorprendente. El resto de sonidos no desmerecen el conjunto y acompañan muy bien. Y el perfecto doblaje en español es realmente útil para dotar al juego de más rapidez (especialmente útil en el tutorial, en el que nos guiará con toda facilidad por él).

Dificultad y entretenimiento

La dificultad será progresiva, al principio quizás demasiado elevada (nada que en un par de días se nos resista), pero aún así cuando empecemos a jugar, puede resultar un poco desconcertante el disponer de tantas opciones, construcciones y datos tan dispares, desde los de los personajes (productividad de cada uno, su inclinación política y religiosa, e incluido su nivel de alegría) hasta los datos de productividad y economía (ingresos turismo, e incluso aportaciones de capital americana y rusa por acercamiento a esos países en sus intereses).

Lo más efectivo para ganar el juego es un buen desarrollo turístico.

El nivel de entretenimiento es grande por la diversidad de posibilidades que tenemos, ya sea construyendo o en el plano táctico, ya que deberemos tener a las fuerzas militares contentas, y a la vez controlar que no surjan revolucionarios entre nuestros ciudadanos o que los que hay no creen malestar entre los ciudadanos (cosa fácil, si no pagamos mucho a los “esclavos” y estos tienen contacto con las ideas revolucionarias de los enemigos del dictador).

Para los más novatos o los que prefieran jugar sin tanto problema, Tropico dispone de un modo simplificado en el que se desactiva el apartado económico y el político, lo cual permite que nos centremos en la parte más divertida y jugable de este título.

En resumen

Tropico ahora nos permite disfrutar de toda su plenitud al contar con textos y voces traducidas al español, lo que hará que disfrutemos totalmente de todas sus opciones a los que no dispongamos de conocimientos altos de la lengua de Shakespeare.

Un juego que gustará especialmente a los que disfruten creando ciudades y controlando a la población que en ellas viven, sin olvidar que el toque dictatorial le otorga de un componente muy activo al juego, ya que si la represión que hacemos sobre el pueblo es rentable económicamente, es igualmente arriesgada para el mantenimiento de nuestra hegemonía en el poder (sin que olvidemos que también hay que tener contentas a las fuerzas del orden y al turismo).

Típico turista y su cámara correteando por Tropico.

Click para ampliar

Un juego muy recomendable que no nos defraudará por la enorme cantidad de posibilidades que encierra, eso sí, para poder aprovecharlas plenamente será necesario que cojamos un poco de práctica en su dinámica porque se hace un poco difícil al principio.

Nota que le podemos dar: 7,6 Macus sobre 10.

Maxmalus

Requisitos mínimos de sistema:

- 200MHz PowerPC G3

- 64MB de RAM

- OS 9 o X



 

 

Artículos en esta misma edición:


Otros artículos recientes