Actualidad Macintosh en español

 

 


Indice de Foros
Temas activos
Mensajes privados
Downloads
Links / Buscador
Compraventa



 


Auténticos artículos
coleccionables de Apple


Macu te necesita

Vótanos en la revista ReD


Toast con Jam
Hay más en Toast de lo que estamos acostumbrados a ver, por Oscar Blanco

30-09-2.002



El paquete Toast con Jam se compone de 2 CDs de instalación de soft (uno para cada aplicación mas los complementos que las acompañan), los manuales de intrucciones de cada una (mas una guia de inicio para el Toast), las tarjetas de registro para el software y un cable de audio para nuestro ordenador (Minijack a 2 RCAs).

Una parte muy conocida

Sobre Toast Titanium 5 poco hay que decir, pues es la herramienta para grabar CDs (y DVDs) más usada en la plataforma Mac, prácticamente en solitario hasta que el MacOS empezo a ser capaz de grabar discos de datos desde el Finder y de Audio con iTunes.

Toast con Jam 5 funciona con Mac OS 9.1 en adelante, y esta optimizado para X1.2 en adelante. La lista de grabadoras soportadas por la aplicación es ingente, y cubre prácticamente todas las del mercado a traves de actualizaciones periódicas.

Para instalar Jam 5 es necesario que previamente se encuentre Toast Titanium (5) en la maquina.

... y una menos conocida, pero tampoco nueva

Jam 5 es la ultima revisión de una aplicación ya clásica usada en el mastering profesional de discos de audio; es la herramienta que permite un mayor control sobre el contenido final del CD, produciendo discos conformes al Standard Red Book (que describe la forma en la que un CD de audio debe ser grabado para que cualquier reproductor de CDs pueda leerlo), y capaz de generar Masters para duplicación masiva.

Jam acepta una gran variedad de formatos de audio a la hora de crear un CD. Simplemente arrastrando y soltando, la aplicación puede grabar un disco a partir de archivos de audio AIFF, SDII (el formato propietario de Digidesign), Wav (formato de PC) o incluso MP3 (sin necesidad de conversión previa). E, incluso dentro de estos formatos, Jam puede crear pistas de CD a partir de archivos mono, regiones dentro de un archivo (SDII) o archivos split-stereo (un archivo para cada canal, izquierdo y derecho) de forma transparente y automatica. Jam incluso es capaz de combinar todos estos formatos en la creación de un disco.

Además, Jam soporta archivos con frecuencias de muestreo desde 22 hasta 96 KHz (que se encargara de convertir a 44.1 KHz a traves de QuickTime), y resoluciones desde 16 a 64 bits.

Figura 1

Click para ampliar

Jam nos permite ajustes en la grabación de las pistas de audio no accesibles al resto de las aplicaciones, como la generación de codigos PQs (fundamentales para la duplicación masiva), ISRCs (el “codigo de barras” de cada track en un Cds), Index Points (puntos de acceso dentro de un track)… Jam tambien permite ajustar (no destructivamente) el volumen individual de cada pista en un CD, manual o automáticamente (normalización), definir el tiempo de pausa entre pistas, y crear transiciones entre ellas (fundidos, no destructivos) de forma visual, como si de un editor de audio se tratara.

Jam tambien puede marcar puntos de entrada y salida de un archivo de audio para delimitar que porción de este se va a grabar.

Figura 2

Usando Jam

Figura 3

Click para ampliar

El interface de la aplicación es en su mayor parte una lista de reproducción sobre la que iremos colocando el material de audio en el orden que queremos que se grabe. A partir de ahí podemos modificar las características concretas de cada pista de manera sencilla: modificar el volumen, crear fundidos entre pistas o introducir codigos PQs o ISRCs.

Incluso se puede activar en cada pista la protección de copia digital (que inhabilita la transferencia de dicha pista a otro soporte en digital como Dat o MD).

Al mismo tiempo podemos preescuchar la lista de reproduccion (o los cortes individualmente) con los controles de transporte que incorpora, amen de un Meter bastante preciso.

Figura 4

Click para ampliar

Figura 5

Click para ampliar

El ajuste automático de volumen que hace Jam (normalización) consiste en analizar el material de audio (de cada pista o del CD entero) y subir su volumen hasta que el pico mas alto alcance los 0dBs. Si bien esta no es la mejor manera de masterizar un disco (este proceso se debe llevar a cabo antes de prepararlo para grabar con otros editores de audio), por lo menos nos asegura que nuestro CD esta dentro (y llega) de los márgenes dinámicos del propio soporte.

La creación de fundidos con Jam es muy sencilla gracias a la interface visual que nos muestra la forma de onda de la pista que acaba y la que empieza. A partir de aquí podemos usar unas curvas de fundido predefinidas o ajustar las nuestras a nuestro mejor criterio.

Figura 6

Click para ampliar

Una vez que la lista de reproducción esta terminada, podemos introducir el EAN (otro “código de barras”) del CD, con información relativa a su numero de serie (para duplicación masiva) y datos sobre el mastering (fecha, titulo, artista, productor, comentario…). Hay que hacer notar que Jam no genera CD-Text (información de texto que se puede visualizar en algunos reproductores de Audio).

Figura 7

Click para ampliar

Las preferencias de la aplicación nos permiten elegir la salida de audio por la que se preescuchará el disco (con varias opciones en el caso de hallarse presente mas de una salida en la maquina). Asimismo, podemos seleccionar la acción por defecto al abrirse la aplicación, el disco duro que guardara la caché del programa y la pausa por defecto entre pistas.

Figura 8

Click para ampliar

Por ultimo, y antes de grabar el CD, Jam puede imprimir una lista “pro” del contenido del CD, con datos muy concretos sobre los cortes que incluye, su duración exacta, punto de entrada y salida, ISRCs…

La unión de las dos partes y cambios sobre la versión anterior

A la hora de tostar el disco, Jam se apoya en Toast. Jam propiamente no es un programa para grabar; lo que hace es generar una imagen de disco (de audio) que se encarga de mandar a Toast para que sea este el que se las entienda con la grabadora. En este sentido la versión 5 de Jam no le gana a su predecesora (Adaptec Jam 2.6.2), puesto que esta era una aplicación que grababa ella solita, sin necesidad de apoyarse en Toast.

Jam 5 de esta forma tardará sensiblemente más en grabar el CD puesto que primero tiene que generar la imagen de disco y luego Toast deberá grabarla, mientras que Jam 2.6.2 directamente escribe sobre el CD. Por otro lado, con Jam 2.6.2 no estábamos obligados a tener Toast instalado, con Jam 5 sí. Eso si, con Jam & Toast se puede grabar en background; con Jam 2.6.2 no.

Figura 9

También esta limitación tiene sus ventajas: las actualizaciones que vaya a necesitar Jam 5 seran mínimas, puesto que a medida que salen nuevas grabadoras al mercado deberá ser Toast el que tenga que darles soporte.

Como es obligado para que nuestro CD cumpla con los requisitos del Red Book, Jam obliga al Toast a grabarlo Disc-At-Once, es decir, todo el disco de una sola vez, empezando por la TOC (tabla de contenidos, el indice del CD), siguiendo por las pistas y finalizando el disco (o sesión; de un disco de audio sólo se escucha la primera sesión aunque las siguientes puedan aparecer visibles al introducirlo en un ordenador). Todo, sin parar ni apagar el laser.

Extras incluídos

En el caso de que tengamos que editar nuestras pistas de audio mas alla de lo que Jam es capaz, la suite Toast con Jam incluye Peak DV 3.0, un clásico editor de audio, al que se puede llamar desde el propio Jam. De todas formas, es habitual que antes de grabar un CD con Jam, las pistas de audio ya hayan pasado previamente por este u otro editor…

Frente a la competencia

Toast mismo tambien es capaz de grabar discos de audio, pero con limitaciones con respecto al Jam en el tipo de archivos soportados y lo poco que se puede hacer con ellos (nada, salvo cambiar el orden y la pausa entre cortes).

MasterList CD (www.digidesign.com) es otra herramienta de mastering profesional con un interface que parece sacado del sistema 7 y muy poca facilidad de uso. En lo único que gana al Jam es en la posibilidad de grabar simultáneamente con varias tostadoras.

WaveBurnerPro (www.emagic.de) es otro soft para grabar CDs de audio con una interface mucho mas parecida a la de un editor de audio (la lista de reproducción es a base de formas de onda) pero con menos posibilidades que Jam.

Conclusiones

En resumen, obviando el retroceso que ha supuesto el hecho de que Jam dependa de Toast para grabar, es una aplicación indispensable para la creación profesional de CDs o para los que quieran hacerse compactos con música continua de una forma sencilla.



 

 

Artículos en esta misma edición:


Otros artículos recientes