Actualidad Macintosh en español

 

 


Indice de Foros
Temas activos
Mensajes privados
Downloads
Links / Buscador
Compraventa



 


Auténticos artículos
coleccionables de Apple


Macu te necesita

Vótanos en la revista ReD


Nuevos tiempos para la comunidad Mac
Más acción, más información y menos optimismo, por Miguel Cornejo

06-12-2.002



Hace mucho tiempo que no tenía ocasión de ponerme a escribir desde un punto de vista estrictamente personal. Porque no es lo mismo analizar la última jugada de Apple o comentar una noticia que opinar sobre el cambio que estamos viviendo en la web y en la comunidad de usuarios Mac de habla hispana: aquí, cualquier punto de vista es personal y cualquier interpretación es opinable :-).

Erase una vez

Es curioso que un site que aún no ha cumplido cuatro años sea el "decano" de los sites españoles sobre Mac, pero nos da una idea de cómo estaba el panorama hace cuatro años. Para los que no lo conocieron, quizá compense repasarlo rápidamente.

El medio de información de los usuarios de Mac eran las revistas impresas: la edición española de Macworld (que se había comido a MacUser) y la recién creada MacByte de Nuria Almirón. Aunque había otras alternativas, también era el modo por el que se accedía a las novedades en software: esos CDs periódicos eran tesoros que se conservaban con cuidado.

Existían otras iniciativas, como varios boletines de noticias (la mayor parte desaparecidos) enviados por email y elaborados en general por entusiastas del Mac en Iberoamérica y España. MacGyver, el GASP de Juan Díaz, MacNoticias, por ejemplo. Las traducciones de TidBITS al español circulaban también entonces, aunque acabaron por interrumpirse.

El modo de comunicación entre usuarios, el cauce de la comunidad, eran principalmente las listas de correo. Esencialmente, la Lista de Soluciones de Planeta Mac (LSPM), la Mac-Fórum de Paco Román, y la recién fundada y bulliciosa Mac-Club de Alberto Lozano. A nivel internacional daba sus últimos coletazos la EvangeList de la propia Apple, coordinada por Guy Kawasaki (aunque ya no la llevaba él directamente).

Y en un segundo pero importantísimo plano estaban las distintas BBS, incluídas algunas que siguen existiendo como la de Sendanet. A través de ellas se fue difundiendo Internet en España,, hasta que llegó la explosión de los proveedores de acceso.

¿Y la web? La web era algo poco frecuentado: ni siquiera estaba de moda todavía en Europa, y aunque parezca imposible no se adivinaba la burbuja especulativa que aparecería un año después. En aquellos años, la popular Mackeros.com acababa de cerrar definitivamente sus puertas debido a problemas financieros y desavenencias entre sus promotores, dejando huérfanos a muchos usuarios.

En total, no puede decirse que más de mil personas formaran parte activa, de una forma u otra, de la comunidad Mac hispanoparlante en Internet. El ambiente era bastante oscuro, porque aunque Jobs acababa de regresar a Apple, el nuevo iMac aún no había salido y todo lo que veíamos eran salvajes recortes de inversión y personal, el fin de los clónicos con Mac OS, del Newton, y de muchas cosas que parecían fundamentales... y a cambio, la alianza con Microsoft.

En aquella época, a finales de 1998 y comienzos de 1999, se lanzó Macuarium. En Febrero de 1999 publicamos esta Editorial, que sigue reflejando nuestros objetivos.

Tal como éramos

En esos tiempos épicos :-), Macuarium era estrictamente un site de noticias y rumores. El día que lográbamos 45 lectores era para tirar cohetes, y costaba verdadero trabajo: anuncios en las listas de correo (y hasta en la EvangeList), un anillo de sites de Mac, colaboración con MacByte, trabajo de investigación y de traducción... no sabíamos cómo hacerlo, pero estábamos decididos a que se notara que por fin había un site de noticias y actualidad, permanentemente renovado, en español y sobre Mac.

Durante estos años, hubo muchas personas y muchos proyectos que fueron definiendo lo que era Macuarium. Muchos fallaron (como el intento de hacer un CD recopilatorio de versiones completas y gratuitas de buen software para Mac, donadas por las empresas. Teníamos el software, pero ninguna de las revistas quiso publicarlo), otros se abandonaron porque la carga de trabajo era excesiva (las actualizaciones diarias con María Cardiel, que se esforzó como muy poca gente por ayudar a los usuarios Mac a estar informados; el propio anillo de sites de macAnudo; tantas cosas...). Otros tuvieron éxito, como el paso a un servidor propio, de la mano de Paco Román. O el cambio de orientación de la información hacia los contenidos de "valor añadido", con una larga lista de colaboradores impagables que han escrito guías, análisis, reportajes, opiniones... Algunos siguen haciéndolo sin interrupción, otros acaban de volver a bordo, y algunos han dejado de poder hacerlo por limitaciones de tiempo o de salud. También, por supuesto, ha habido algunos que nos han dejado para seguir su camino en otros medios... y algunos que han dejado otros medios para venir a construir este proyecto ;-).

Entre los proyectos críticos que marcaron la filosofía y los contenidos de Macuarium estuvieron tres: la lista de correo AquiMacuarium (que definimos como una lista de anuncios, y así sigue existiendo), los foros, con su primera encarnación en Tribuna Abierta (y que actualmente son el epicentro de nuestra actividad, aunque sus frutos se vean en muchos sitios), y el canal de chat fundado junto con Jesús Lobejón para servir de herramienta de soporte técnico inmediato a los usuarios. Los tres se convirtieron en fundamentales porque desencadenaron la aparición de una comunidad de usuarios.

Macuarium nunca ha sido un negocio, pero tampoco hemos querido nunca tener pérdidas :-) y nuestra filosofía ha sido la de los atletas amateur: hacerlo lo mejor posible, mejor que los periodistas (contando con expertos en cada área, no es una tarea imposible) pero teniendo claro que lo importante no es lo que está en la pista... sino lo que hay en en resto de tu vida :-). No forzamos la máquina. No exigimos plazos. Y damos una gran importancia a las relaciones personales. Al mismo tiempo, funcionamos mucho más en serio que muchas empresas, con procesos y sistemas de coordinación bien aceitados, objetivos a corto, medio y largo, y una dirección y una estrategia muy claras. Cuando nuestro más reciente moderador salió de su primera reunión de Redacción, comentaba asombrado que no se esperaba lo que había visto: "Y yo que creía que Macuarium había aparecido por casualidad" :-).

Hemos pasado por "la burbuja" sin querer participar en los juegos especulativos (aunque los hemos visto muy de cerca), prefiriendo mantener tanto el control como la filosofía de nuestro proyecto tal como es, y como lo determinan sus usuarios.

Hoy Macuarium cuenta con un equipo de colaboradores que ronda las treinta personas, así como más de 3.600 usuarios registrados en el sistema de foros. Sirve casi millón y medio de páginas a más de ciento diez mil visitantes cada mes, y en ellas se difunde la actualidad del día y la experiencia de los usuarios Mac de habla hispana de todo el mundo. Hemos editado libros en PDF y en papel, hemos participado en proyectos con la Administración, hemos traducido varios programas, conocido a muchísima gente, y seguimos asombrándonos de lo que se puede hacer cuando se colabora.

El año en que las cosas cambiaron radicalmente

El año 2002 que acabará dentro de un mes ha sido un año muy notable en muchos aspectos, y su impacto en nuestro pequeño rincón del munco ha sido tremendo. Las comparaciones con 1998 son casi imposibles.

Por un lado, la propia Apple no es la que era. La empresa amable, innovadora, algo snob y empresarialmente despistada se ha convertido en un auténtico tiburón del panorama tecnológico, con un pie en cada una de las tecnologías que más crecen en este momento y los dos ojos fijos en la rentabilidad. Ha dejado de preocuparse por el "evangelismo" entre sus usuarios, y ahora hace publicidad: un concepto completamente diferente que no cuenta con la participación de los "fieles", y menos aún con los rumores de toda la vida.

Y sin embargo, aunque su supervivencia no esté en duda, hay cosas que preocupan. La situación en el mercado editorial, que se ve relegado en los planes de Apple (y de Quark). La adopción de Mac OS X. El retraso excesivo en la llegada de prestaciones hardware a la altura de las que exhibe la competencia (aunque al común de los mortales la diferencia no le suponga nada). La incertidumbre sobre la política comercial. Aunque lo que más preocupa (¿o sería mejor decir "duele"?) es el cambio de actitud hacia los usuarios: menos contemplaciones, menos derechos, menos regalos, mayor coste de mantenerse al día y mucha más dureza en el trato han conseguido que hasta los más mackeros sientan varios grados menos de cariño por Apple.

En cuanto a la comunidad Mac, ha cambiado también, y el gran eje ha sido Internet. Cada vez más mackeros tienen acceso a la red, y lo usan, y eso tiene sus consecuencias.

Por un lado, de las dos revistas que quedaban sólo aguanta una (aunque eso volverá a cambiar pronto). Aunque los CDs existen, ahora los publican por separado otras empresas. Y ya no son, ni de lejos, el principal cauce de información de los usuarios Mac.

Por otro, la publicación de un site se ha convertido en algo al alcance de cualquiera (y cada vez lo estará más: la fiebre de los weblogs no acaba ni de empezar). Muchos lo han intentado, y lo han hecho durante temporadas más o menos largas. Algunos porque les gusta, otros porque soñaban con un modelo de negocio capaz de proporcionar "un Titanium a cada colaborador", como EresMac, o financiados por tiendas de artículos informáticos... o, por supuesto, por revistas impresas como Macworld. La "burbuja" de Internet permitió proyectos para Mac desde portales como Ya.com, entre otros. Pero, como todos sabemos, la gran mayor parte de estas iniciativas han acabado cayendo por falta de medios o por agotamiento... pero mientras, gracias al exceso temporal de oferta, ha desaparecido la fuente principal de financiación de la web: la publicidad. Ya no es un negocio.

Las listas de correo supervivientes reflejan ésto. Dos siguen siendo independientes y gratuitas; otra acabó siendo cerrada y de pago después de varios intentos de financiarse por publicidad. Aunque alguna vez han mencionado "crisis de identidad", todas siguen bastante saludables, y ahora les acompañan una buena serie de listas especializadas (por ejemplo, de desarrolladores de FileMaker).

Las BBSs casi han desaparecido, sustituidas por multitud de servidores Hotline y Carracho... y por los sistemas de foros, entre los que juega un papel especial el que aloja a nuestra Comunidad :-), cuyo crecimiento ha sido exponencial en estos últimos años.. y estratosférico en el 2002, más que duplicándose la participación.

Papel aparte tienen los chats, entre los que las dos principales opciones basadas en IRC aún no han reaccionado al nuevo fenómeno de las "salas iChat". Aunque el grupo de mackeros que frecuenta estos canales es minoritario, reúne a muchos de los más activos y expertos del panorama... aunque esa situación probablemente cambie a corto plazo.

Hoy puede decirse que la comunidad de usuarios Mac hispanoparlantes está intercomunicada. Vía iChat, vía listas de correo, vía foros, vía sites... ya no se trata de un conjunto de especialistas aislados que no cuentan más que con un vínculo de papel para que les cuenten, con dos meses de retraso, las noticias: ahora hay tanta información en español que el equipo de traductores de TidBITS-es ha dejado de traducir porque considera que hay contenidos de sobra en español para tener que ir a buscarlos a casa ajena :-). Hoy en día, los foros de soporte de Macuarium responden en torno a 200 cuestiones diarias... porque los propios usuarios de los foros tienen la voluntad, los conocimientos y los medios para solucionar sus propios problemas.

Esta comunicación, y muy especialmente la concentración de usuarios en los foros de Macuarium :-), ha facilitado la resurrección del movimiento asociativo de los usuarios de Mac. Los GUMs, o Grupos de Usuarios Macintosh, han recuperado fuerza al tiempo que han tenido que redefinir sus objetivos como sucedió hace años en los EEUU. En Macuarium hemos hecho de nodriza del GUMAC (En Coruña), el GUM Foral (Navarra) y el renovado GUM Madrid, cada uno con su historia y objetivos pero todos compartiendo un nexo de unión en nuestros foros, de los cuales son miembros la gran mayoría de sus componentes y en los que se gestaron las iniciativas originales. Además, en otras ciudades se han creado "capítulos macuarianos", grupos de usuarios de Macuarium que se conocen personalmente, se reúnen con frecuencia y contribuyen a resolver los problemas de los demás de un modo más inmediato que la red.

Otros GUMs, que por historia, tamaño y actividades están en otra liga, y cuya existencia está menos relacionada con Macuarium, como el GUM Sevilla, el MUGARA aragonés o el GUM Caracas (por poner ejemplos entre los más importantes), desarrollan el mismo tipo de iniciativas con una fuerza inimagible hace cuatro años. Y no nos olvidemos de la iniciativa de la CampusMac :-), un síntoma inequívoco de que los mackeros están listos para colaborar y deseando hacerlo.

El mundo Mac se mueve :-), desde luego.

Grupos de usuarios, portales, celos y personalidades

Sería bonito pensar que todos estos cambios, desarrollos e iniciativas tienen lugar en el mejor ambiente. Que todos comprenden y respetan a todos. Que el ideal de "colaborar en vez de competir" guía a cada uno de los que se mueven en esta nueva red Mac. Pero no siempre es así. Al principio, uno se amarga mucho... y al final también, pero la úlcera ya no se altera igual después de tantas decepciones.

Lógicamente, los negocios nunca van a tener el mismo punto de vista que iniciativas mixtas como Macuarium, o que iniciativas puramente altruistas como la mayor parte de los GUMs. Así, es comprensible que la revista no quieran siquiera comentar nuestra Guía de Mac OS X :-), porque les quita negocio, o que alguna tienda haya invertido en crear su propio portal de actualidad contra viendo y marea. O que los grandes portales cambien de estrategia (de colaboración a enfrentamiento) cuando deciden que les interesa el mercado Mac. De hecho es es casi inevitable.

También es humano que cada persona quiera no sólo reconocimiento por su trabajo sino, muchas veces, su propio proyecto. Aunque Macuarium deja mucho espacio para cada uno de los colaboradores, eso no es suficiente para todo el mundo. Mucha gente que participa y ayuda en la comunidad Mac ha ido siempre por libre, prefiriendo hacer las cosas a su modo y sin comprometer su tiempo ni sus ideas asociándose a otros. Así han nacido muchos sites, se han creado varios chats, y se han promovido muchos GUMs. Muchas veces, esos sites hablan de temas similares (soporte técnico Mac, por ejemplo), y algunos tratan temas que tratamos en Macuarium (noticias, análisis, guías). Lo normal ha sido que o bien nosotros o bien ellos se pusieran en contacto, nos conociéramos, viéramos si existían posibilidades de colaboración (como la que dió origen a nuestro viejo canal de chat, o a la revista MACpdf). A veces ha habido buenas relaciones (AldeaMac, MasMac), otras no (y me perdonaréis que no de nombres :-D). En ocasiones ha habido malentendidos por culpa de unos u otros (como el enfado del GUM Sevilla a comienzos de año por mis despistes), o más frecuentemente de terceros. Pero en general, la gente se entiende.

Hoy en día, con el aumento de la actividad y la creación de weblogs y GUMs, muchas de esas personas están implicadas en varios proyectos independientes a la vez. Eso ha dado lugar a situaciones curiosas: dos de los principales moderadores de Macuarium lideran la Junta de CampusMac, compartirmos un moderador (y algunas quedadas) con el GUM Madrid, uno de nuestros columnistas coordina el GUM Sevilla, un colaborador frecuente lleva MUGARA, el GUM Foral se aloja en un foro de nuestra Comunidad... y así decenas de personas que reparten tranquilamente su dedicación entre varias iniciativas que necesitan de su actividad y su talento, y decenas de proyectos de colaboración.

Esto no ha llegado a ser así "por casualidad" :-). Después de varios problemas sucesivos de falta de entendimiento con iniciativas asociativas, empezando por CampusMac 2002 y siguiendo con el nuevo GUM Madrid, hemos acabado adoptando una política radical de falta de celos :-). Entendemos (tanto ellos como nosotros) que las iniciativas asociativas y Macuarium tienen medios y objetivos diferentes para el mismo fin (ayudar a la comunidad Mac). Entendemos que lo que mueve a Macuarium y a los GUMs es el esfuerzo de personas individuales, y que no beneficia a nadie que intentemos monopolizarlas... incluso si tuviera sentido en un entorno de trabajo voluntario :-).

Por lo tanto, en esta nueva comunidad Mac conectada, procuramos y pretendemos que los mackeros (y eso va por , sí, no disimules ;-)) puedan aportar su tiempo y su talento a ayudar a los demás usuarios a través del canal que mejor les parezca... y, si es posible, que al menos uno de esos canales sea Macuarium. En forma de artículos, o de guías, o de ayuda a otros usuarios en los foros, o de sugerencias, o de cualquier otra forma de colaboración: que la participación en un GUM o en un proyecto asociativo específico no impida participar también en Macuarium. No nos importa ser los segundos en publicar una guía :-). No somos celosos.

Y esperamos que esto permita que los resultados del trabajo de los mackeros se noten a lo ancho de toda la comunidad :-).

La viborilla ocasional

Sin embargo, no todo el monte es orégano. Por desgracia, la experiencia demuestra que de vez en cuando aparecen personas y proyectos con los que no se puede colaborar, y éso hace que Macuarium reaccione con algunas normas duras (como la que obliga a mandar una nota de prensa en vez de poner un anuncio en los foros, o la que prohíbe links publicitarios a otros sites) que pueden parecer despropocionadas. Para todo hay una explicación.

En estos casi cuatro años hemos sufrido varios choques con ese tipo de personas y proyectos, y normalmente no hemos reaccionado hasta que ya nos habían hecho bastante daño. De hecho, ni siquiera se puede decir que reaccionemos :-), porque no es como si pudiéramos hacer mucho para defendernos. Un artículo aquí, un baneo allá... y poco más. Un portal está casi desarmado en estos casos.

Pero sobre todo, está la filosofía de la casa: "el movimiento se demuestra andando". El mejor modo de reaccionar ante la incompresión ocasional o las rivalidades... es sencillamente trabajando más y mejor. O al menos ésa es la forma en que hemos decidido hacerlo.

Cambiar y seguir cambiando

Todo lo anterior (la explosión del número de usuarios conectados, la animación del panorama y el crecimiento de nuevas iniciativas de todo tipo) ha afectado mucho a Macuarium :-). Aparte de la evolución natural de nuestros contenidos (menos noticias puntuales, que ya se comentan en los foros; más Guías y Especiales), de los cambios en el equipo (que sigue creciendo), de los distintos proyectos, y del estímulo que supone contar con el trabajo de otras personas como referencia para mejorar el nuestro, hemos llegado al punto en el que tenemos que cambiar tanto nuestra tecnología como nuestra forma de trabajar. Si queremos seguir de cerca lo que necesitan los usuarios, tenemos que seguir evolucionando :-).

Y esa es exactamente la intención que tenemos. En la forma de trabajar (esperamos contar con mucha más gente, y eso te incluye, recuerda :-)), en la forma de presentar nuestras páginas, y hasta en el software que usamos (el servidor ya tuvimos que cambiarlo :-)) y en cómo lo pagamos, entre otras muchas cosas, estamos seguros de que el año 2003 será, al menos, tan sorprendente como el 2002.

Además, no estaremos solos. Las listas de correo y los sites y el resto de los que están hoy probablemente seguirán mañana. Nacerán otras iniciativas, como la nueva revista de Juan Díaz, y seguramente varios sites y muchos GUMs. Habrá certámenes, seminarios, y reuniones. Habrá una CampusMac en verano. Habrá personas que aportarán ideas nuevas a la comunidad de usuarios Mac hispanoparlante, y habrá cosas que no nos podemos imaginar.

Estará Apple. Y el Mac. Y las distintas Expos. Con todas sus ventajas y sus defectos, pero manteniendo la capacidad de ilusionar a los mackeros.

Y en algún lugar, formando parte de esa comunidad revitalizada y caótica, estará Macuarium. Para intentar ayudar a que estemos mejor informados, saquemos mejor partido de nuestros Macs, y no perdamos en contacto con los demás :-). Metiendo la pata de vez en cuando. Intentando siempre producir contenidos originales y de calidad. Pero sobre todo, por encima de todo, pasando un buen rato.

Es lo bueno de ser amateur :-).



 

 

Artículos en esta misma edición:


Otros artículos recientes