Jump to content

laika

Usuarios Activos
  • Content Count

    461
  • Joined

  • Last visited

Community Reputation

0 Neutral

About laika

  • Rank
    Usuario Activo
  • Birthday 03/13/1975

Contacto

Perfil en foros

  • Location
    Huesca
  1. Yo también soy de los que hace mucho que no aparezco por macuarium, pero no podía dejar de pasarme a presentar mis respetos en un día como hoy. ¿Sería muy reiterativo decir que nos ha dejado un genio visionario, empeñado en hacernos las cosas más fáciles a los demás? Los que hemos tenido la fortuna de comprobarlo no podemos sino darle las gracias por todo su trabajo, toda su inspiración, todo su inconformismo. Hay unas cuantas personas en el mundo de las que merece la pena extraer algunas lecciones para ayudarte en tu manera de ver las cosas, y de afrontarlas, y Steve Jobs era uno de ellos. No conocía el contenido de su discurso en Stanford hasta hoy, y he de decir que me he sentido identificado en algunas de las cosas que dice, y que hay algunas otras que espero me sirvan de acicate para seguir adelante. Yo todavía tengo muchos "noes" delante del espejo y aún no he hecho gran cosa para cambiarlo, aunque creo que lo estoy intentando últimamente más que antaño. Quizás Steve pueda inspirarme a mí también para conseguir eso. Menudo 2011 estamos teniendo, no es que el mundo ande sobrado de genios como para que se nos vayan marchando a este ritmo. Solo recordaré a otro, Seve Ballesteros, y he de decir que hoy estoy tan impactado como lo estaba el pasado 7 de mayo. Son desenlaces inevitables que sabes que van a llegar más pronto que tarde, pero que siempre esperas que se retrase una semana más, un mes más, un año más. Y luego, cuando llega el temido día, no puedes evitar sorprenderte de que todo haya pasado ya, de que a partir de ese momento te queda su legado y sus obras. Aquel 7 de mayo lo pasé muy mal, hoy quizás un poco mejor, porque he podido compartir este dolor con más gente que en ese otro día. Gracias por todo, Steve. Descansa en paz. http://www.youtube.com/watch?v=IXdNnw99-Ic
  2. Ayer por la tarde (hora local) falleció en Santa Mónica el director, productor y guionista Blake Edwards, a la edad de 88 años, a consecuencia de unas complicaciones en la neumonía que sufría. Uno de los grandes nombres de la historia del cine, muy conocido por su saga de comedias dedicada a La Pantera Rosa, y creador de títulos tan exitosos como Operación Pacífico, Desayuno con diamantes, Días de vino y rosas, La carrera del siglo, El guateque, 10, la mujer perfecta, ¿Victor o Victoria? o Cita a ciegas. Casado con Julie Andrews desde 1969, deja cuatro hijos y un montón de momentos inolvidables en las pantallas de nuestra memoria. Descansa en paz, y gracias por todo.
  3. Manhattan, no hay color (bueno, sí, hay dos, para ser más preciso). Ese inicio con la Rhapsody in Blue de Gershwin siempre me pone carne de gallina.
  4. Descansa en paz, paisano. Otro maldito cáncer se llevó a mi padre hace dos semanas. Pese a alguna divergencia, seguro que os podréis pegar unas buenas charradas allí donde estéis. Ya hay clamor en Aragón para convertir tu Canto a la Libertad en el himno oficial de esta tierra. Un abrazo, maestro.
  5. ¡Enhorabuena, campeones! ¡Y gracias, GRACIAS, GRACIAS! Ayer no tuve un buen día, ni una buena noche, y no pude disfrutar del todo la final como se merecía la ocasión. Ya tiraré de videoteca para recuperar todos esos momentos especiales, pero sí pude ver a grandes rasgos todo el partido. Ya me olía mal la designación del colegiado inglés Mr. Webb, los dos penaltis que no pitó frente a Suiza eran de juzgado de guardia. Y al ver a su cuarto árbitro, el japonés que nos pitó frente a Chile con todos sus errores (incluidos los que beneficiaron a España, ojo), se confirmaron mis temores: esa final iba a costar sangre, sudor y lágrimas. Lástima del error del colegiado uruguayo Larrionda en el gol de Lampard no concedido frente a Inglaterra, hubiera sido el árbitro de la final sin duda. Siempre dije que Holanda, en mi impresión, jugaba con el freno de mano echado, y que se guardaba algo más que no ponía sobre el césped. Lo que nunca creí posible es que ese algo más fuera un juego subterráneo, indigno de una final e incluso de todo un Mundial. No había visto nada igual desde la Batalla de Rosario, partido que enfrentó a Brasil y Argentina en 1978 donde se pateó más al rival que a la pelota, por parte de ambos equipos. Van Marwijk lo vio claro: de alguna manera hay que cortar a España, y con un árbitro tan permisivo como Webb, nos lo han puesto fácil. Aparte de Heitinga, merecieron ser expulsados Van Bommel (como estaba claro, cazó bien a Iniesta unas cuantas veces, una de ellas de roja directa), De Jong, Van Persie (qué fácil es hacer una entrada salvaje a los cincuenta segundos de empezar la final, ni amarilla ni nada) y ahora no recuerdo quién le hizo una entrada criminal a Capdevila que le dobló el tobillo de la pierna de apoyo. Amén de Sneijder, que se cansó de repartir estopa, y de Robben, que lo protestó todo. Pero todo, todo. Qué rabia de partido. España estaba tan desconocida, tan descontrolada, tan descompensada, que encima se mascaba la victoria holandesa en cualquier contragolpe. Hasta que apareció Casillas para desquiciar a Robben en dos ocasiones, sobre todo la primera, espectacular parada con el pie no exenta de suerte con la que, por primera vez después de tanto juego sucio, creí que se podía ganar el Mundial. Cuando Íker para una así, el partido se acaba ganando, y así resultó ser. Íker empezó dubitativo y nervioso, pero media copa o más es suya. Y la gran injusticia blanca, que no hayan nombrado mejor jugador del torneo a Iniesta, con todo lo que hizo ayer, y en los días que lo precedieron. Sin embargo, es de justicia que la gloria del gol se la lleve él, que ahora sea él el recordado y amado y no Torres (qué Mundial te has pegado, Niño, o Kid), y que digan los holandeses lo que quieran sobre si estaba en fuera de juego cuando Torres intentó el primer centro (la verdad es que no paran la imagen en ese instante, y no lo tengo claro), verles protestar al acabar el partido con todo lo que habían pegado no tenía precio. Anoche Holanda se disfrazó de otra cosa, se quitó el naranja que auparon a los altares futbolísticos las selecciones de 1974 y 1978, y trataron de conseguir su Mundial ante el mejor equipo del mundo (actualmente) practicando algo que no era fútbol, algo que no era ni siquiera antifútbol. O tal vez Holanda se quitó la máscara y demostró su verdadero rostro, el de un equipo lleno de estrellas pero sin alma, pendiente de los destellos de los de arriba. La sustitución de Kuyt, su mejor luchador (y digo esto en el buen sentido futbolístico de la palabra), fue una declaración de intenciones. No hay que correr y presionar, hay que pegar una y otra vez. Pero pese a todo lo que pegaron, quien demostró tener más pegada fue ese pequeñajo con cara de niño, que ya se le rebotó a Van Bommel jugándose una tarjeta cuando de nuevo el holandés debió ser tarjeteado y Webb hizo oídos sordos con su mirada malintencionada. Afortunadamente ganó el fútbol. Afortunadamente no nos acordaremos de Webb. El mundo futbolístico alaba y se asombra por la irrupción de España en el Olimpo de los Mundiales, dando una bocanada de aire fresco ante el deterioro de otras campeonas como Francia, Inglaterra o Italia, o ante las mentiras de Argentina y, en menor medida, Brasil (¿cómo pudo desaparecer del partido ante Holanda por el autogol de Felipe Melo? Aún no me lo explico). Uruguay ha sido una agradable alternativa, y Alemania y España apuntan hacia dónde va el fútbol en el futuro inmediato. Ojo a estas dos selecciones, una está marcando una época y otra puede hacerlo si le dejan. Tal vez suene muy grande la comparación con la Brasil de 1970, pero eso lo dirá la historia del fútbol, y cómo nos vea el resto del mundo desde ahora. La lección ha terminado, España y Del Bosque han sentado cátedra. Espero que nadie ponga el grito en el cielo si se considera a España candidata para el título de 2014. Lo del segundo maracanazo sería más que fuerte, sería orgásmico, pero eso es demasiado pedir. Solo dos selecciones han conseguido ganar dos campeonatos consecutivos, Italia en 1934 y 1938, y Brasil en 1958 y 1962. Aunque ya hace días de eso, así que, ¿por qué no volver a soñar? ¡Este año no nos ha ido mal!
  6. Precisamente en este torneo Italia ha intentado cambiar su juego por un estilo más parecido al español. Lo que pasa es que no vale solo con querer jugar como España para conseguirlo; hace falta en primer lugar jugadores que sepan jugar así (y no veo a Camoranesi en esas lides), y en segundo lugar mucho pero que mucho trabajo para que salga bien y conseguirlo. Por eso en este Mundial Italia ha sido menos Italia que nunca, no ha creado peligro, no ha defendido, casi no ha pegado ni ha sido marrullero (solo cuando entraba al campo Camoranesi :P ), y no ha tenido la habitual flor en salva sea la parte con la que casi siempre pueden contar para superar la primera fase. Holanda, que es una selección muy completa, dispone de su propio leñero particular. Van Bommel se ganó tranquilamente la expulsión ante Uruguay, pero por desgracia el árbitro se arrugó y vamos a tener que soportarle mientras se hincha a dar patadas a nuestros jugadores ante la casi probable pasividad arbitral. Que se prepare Iniesta, que le va a buscar con ganas.
  7. Una de mis principales características futboleras es la resignación. Desde hace mucho tiempo estaba resignado a no ver en la vida a mi equipo del alma ganar una Liga, ni a mi selección un Mundial. Bueno, puede que el domingo tenga que recortar esa resignación a la mitad. Solo el hecho de estar allí, que ya les convierte en subcampeones del mundo (algo que no significa nada, por otro lado, como bien saben en Holanda), es más que suficiente para mí. Porque han colmado todas mis expectativas; han hecho que generaciones que nunca soñaron que esto fuera posible tengan por fin su oportunidad de que la historia del fútbol les permita resarcirse por tantas ocasiones perdidas; han hecho que las nuevas generaciones que no saben quiénes fueron Cardeñosa, Naranjito o el codo de Tassoti tengan la inmensa fortuna de ver algo tan grande como esto con toda una vida por delante; ¡si hasta han hecho que mi mujer, a la que no le gusta el fútbol, gritara y celebrara el gol de Puyol tanto o más que yo! ¡Qué grandes sois, puñetas! Ayer estuvieron todos inconmensurables. En este Mundial he visto a Holanda jugar con el freno de mano echado, pero ganar sus partidos con un control absoluto del juego, del balón y del rival (todo esto, antes del cruce con Brasil); he visto a Brasil dejar a Holanda totalmente desnuda e indefensa en una primera parte de ensueño, pudiéndosele achacar en su contra tan solo no haber sido capaz de marcar más de un gol (que fue lo que les acabó eliminando); pero el mejor partido lo vi ayer, y lo hizo el mejor equipo, que es España. Le cogió el balón a Alemania y le dijo: 'esto es mío, ya veré si te dejo jugar con él, y si lo hago será por donde yo quiera y como yo quiera'. Menos a balón parado y en contragolpes, Alemania no fue capaz de pergeñar una jugada con claridad, gracias a una presión que empezaba desde arriba del todo, y a unas líneas central y de defensa que sabían muy por dónde ponerse para obligar a los alemanes a jugar balones largos y a banda. Xabi Alonso, con su mera presencia, obligaba a los alemanes a recular y buscar otras vías de pase, y a perder el balón por ese motivo. Entre los balones que robó y los que Alemania perdió como consecuencia de su juego, se logró diluir la mitad del peligro que los alemanes hubieran podido generar. Villa estuvo ayer un poco más nervioso e impreciso, pero cómo corrió y defendió el guaje. Y también ayer me reconcilié con Casillas, si había algún partido para jugar a la perfección tenía que ser ayer, y lo resolvió todo muy bien. Lo de Pedro fue una sorpresa, pero como se pudo ver, fue una estrategia que funcionó muy bien. Bienvenida la valentía de Del Bosque, que me demostró que sabe muchísimo más de fútbol que yo, sentando a Torres en el banquillo de inicio. Y la final no va a ser un camino de rosas, Holanda sin jugar bien (en mi opinión, jugando lo justo pero pudiendo poner más si es necesario sobre el césped) lo ha ganado todo, y tienen muchísimo potencial ofensivo, sobre todo desde fuera del área, aprovechando que a veces el rival defiende con la mirada y deja muchos espacios. Pero hasta ayer el coco era Alemania, y mira donde está ahora. Nos va a tocar sufrir por el poco gol que tenemos, pero uno más que los holandeses creo que sí conseguirán marcar. Ya sé que ellos dirán que a la tercera va la vencida, pero oye, ¡no hay dos sin tres! Por cierto, Mundial de récords: primer título que irá para una selección europea en un torneo disputado en el hemisferio sur; habrá una nueva selección que inscriba su nombre entre los más grandes, de modo que a partir del domingo no se hablará más de los siete grandes, sino de los ocho grandes. Y si gana España, repetirá el récord de Inglaterra de ganar un torneo en su única participación en una final. Aunque este último récord es de los que merece la pena romper llegando a más finales, ¿verdad? Y si España gana, gracias a su juego colectivo marcará a buen seguro una época, como lo hizo en su día Brasil en el 70. Ya habrá una selección que estará a la altura de ese mito del fútbol. PD: ¡Y cuántas bocas cerrarían en el planeta fútbol! ¿Eh, vili? :P
  8. El partido de mañana es una final anticipada, aunque no nos queramos creer que estemos en semifinales o cuestionemos los méritos que hemos realizado para llegar hasta donde estamos ahora. Independientemente del nivel mostrado frente a los cinco autobuses a los que se han enfrentado los chicos de Del Bosque, y a las opiniones de gurús futbolísticos en banquillos y prensa internacional, España sí que se contaba entre las favoritas para ganar el torneo antes de que éste comenzase. De entrada, yo soy de la opinión de que Torres debe ser titular, y no me caracterizo precisamente por defenderle. Pero es que después de haberse partido la cara contra los muros defensivos de los rivales en tantos partidos, ahora que por fin llega una defensa con espacios (y tampoco es una defensa sobresaliente, además) sería un error dejarle en el banquillo cuando por fin puede hacer uso de sus mejores características. Solo hay que recordar cómo marcó el gol en la final de la Euro 2008 para, por lo menos, darle mañana otro voto de confianza. Y si no, siempre está el recambio de Silva, o el de Llorente. Pero mañana, si yo fuera Del Bosque, repetía once. Con ellos a muerte. Joachim Löw es un enamorado del fútbol de la selección española, y del que practica el Barça. Él cambió el típico juego alemán, granítico y demoledor en su consistencia, por uno donde la velocidad y la calidad priman por encima de todo. Jugadores como Özil y Müller son la prueba de ello. Si Ballack no se hubiera lesionado habría que ver qué decisión hubiera tomado Löw sobre su participación en el juego teutón, pero afortunadamente para él no ha tenido que tomar decisión alguna y puede jugar como él quiere. Hoy Alemania es superior a la de hace dos años. Y asusta ver con qué facilidad metieron cuatro goles a ingleses y argentinos, además de otros cuatro a Australia. Sin embargo, perdieron con Serbia, un rival que les supo jugar cara a cara y como equipo (algo que ni Argentina ni Inglaterra lograron). Además, Löw se quita presión considerando a España favorita no ya para este partido, sino para ganar el Mundial. Pero sabe que no puede bajar la guardia por los partidos que hasta ahora ha jugado España, simplemente porque Alemania no va a sacar el autobús. Yo también espero que sea un partidazo. Llevo desde el sábado comparando esta semifinal con el combate entre Ali y George Foreman por la enorme pegada de los dos equipos. Lo que aún no tengo claro es quién de los dos es Ali, ganador final del mítico enfrentamiento. Supongo que mañana ellos se encargarán de despejarnos las dudas. Mañana España no se tiene que descomponer. Será plausible que Alemania marque gol, pero España puede levantarse de la lona y golpear a su vez, no debe dejarse intimidar por un gol en contra en el minuto dos, como le pasó a Argentina. Además, ellos tienen la importante baja de Müller, Capdevila seguro que respiró aliviado al ver que le sacaban la segunda amarilla del torneo en el partido de cuartos. El portero alemán es Neuer, que yo creo que es un poco mejor que Lehmann, el de la Eurocopa, pero tampoco lo pondría entre los cinco mejores porteros del mundo. De los cuatro que quedan en liza me parece el más flojo, aunque a su favor hay que decir que es mucho más equilibrado que Lehmann, ejemplo de esos porteros excéntricos que te la podían liar en cualquier momento, aunque sin llegar a los límites de otros como Higuita o Chilavert. Para esta noche los holandeses parten como favoritos, y más con la baja de Suárez en las filas de Uruguay. Pero a estas alturas de competición las fuerzas se igualan, pues pueden aparecer nervios ante la trascendencia de la cita en cualquiera de los equipos. Eso sin contar condicionantes externos, como los árbitros, que no dejan de hacer actuaciones tirando a pésimas, o el famoso Jabulani, el balón más infame de la historia de los Mundiales. El pobre Julio Cesar se acordará de la dichosa pelotita durante toda su vida.
  9. ...Y, al final, por la boca murió el pez. O los dos peces, porque lo de Brasil del viernes es todavía más impactante. Si me dejara llevar por el ánimo de revancha, sería el momento de recordar a Lula sus palabras sobre el supuesto favoritismo de España comparado con el de Brasil, o aquel famoso titular del diario Clarín (¿o era el Olé?) tras la derrota española con Suiza: "¿Candidatos? J***r...". Pero no, seré caballeroso y no pasaré de aquí. Bastante tienen con lo que están pasando ahora en ambos países. Como he dicho, lo de Brasil fue aún más impactante, y eso que yo confiaba en que Holanda daría la campanada. Pero tras una primera parte brasileña primorosa, donde no dejaron respirar lo más mínimo a los holandeses, dando una lección de control y de manejar el partido a su antojo (excepto marcando más goles, parecía España frente a Suiza), llegó el autogol del empate y Brasil se deshizo como un azucarillo en un vaso de agua, con una impotencia además totalmente impropia y sorprendente. También Uruguay lo pasó mal, un palmo más abajo el penalti de Gyan y la historia sería hoy bien diferente. Sin embargo, a Suárez le salió bien la apuesta de meter la mano en el último segundo para impedir el gol ghanés, y él salvó realmente a los charrúas. Se perderá la semifinal, pero seguro que Forlán le prometió que llegarían a la final para que la pudiera jugar en el abrazo en que se fundieron tras la maravillosa locura que fue el último penalti de la tanda, obra del 'Loco' Sebastián Abreu. Y que Argentina tenía un problema en la zaga era algo que parecíamos saber todos, pero que a Maradona no le preocupaba, consciente sin duda de su enorme potencial ofensivo. O tal vez ni siquiera creía tener problema alguno en la retaguardia. Esta tarde Alemania destapó todas sus vergüenzas defensivas, que ya era hora de que un equipo atacara de verdad al argentino. Messi se marcha a casa sin marcar ni un solo gol, y aunque su reinado en el fútbol mundial es indiscutible, en esta cita era donde tenía que confirmarlo, y se ha quedado con las ganas. Ciertamente no ha recibido gran ayuda de Maradona, en lugar de tener a su espalda a gente tipo Xavi e Iniesta, como en su club, se ha tenido que contentar con el perro de presa llamado Mascherano (increíble que no haya sido expulsado ni una vez en este campeonato). Alemania es mucho mejor hoy que hace dos años, la ausencia de Ballack y la presencia de tipos jóvenes como Özil o Müller le ha dotado de velocidad e imaginación, y los veteranos Klose, Podolski o Schwansteiger están viviendo una segunda juventud. Por fortuna es baja segura para semifinales Müller, por acumulación de amonestaciones, pero los alemanes siguen teniendo dinamita para dar y tomar. ¿Lo mejor? Que no nos jugaran como han hecho el resto de rivales, hasta el momento. Porque España ha jugado el mismo partido cinco veces en lo que lleva de Mundial: el rival se encierra atrás, puebla de gente el borde del área, y espera agazapado su oportunidad al contragolpe. A España le ha hecho mucho daño la fortaleza física paraguaya, exceptuando el caso de Valdez nadie ha dado muestras de haber disputado una prórroga en la pasada ronda de octavos. Claro que Valdez habrá corrido hoy una media maratón, y encima ha sido uno de sus jugadores más peligrosos. España ha salido muy nerviosa, le pesaba la ocasión histórica de pasar por primera vez a semifinales, y los tres jugadores del centro del campo han estado muy fallones. Bueno, ellos y los defensas, y Torres, y Casillas pese a parar el penalti, e incluso Villa ha estado hoy particularmente desacertado. Solo Iniesta ha estado por encima de ese nivel, y menos mal, él se ha inventado la jugada del gol (vaya suspense, con tanto poste) para rubricar su partido. El árbitro ha estado horroroso y muy permisivo, se ve que a él no le duele. Pese a todo, lo ha estado para ambos, aunque es cierto que Paraguay ha jugado más ese recurso del juego duro, rayano en lo sucio. Lo del penalti español ha sido un esperpento. Para mí no es penalti sobre Villa, pero ya que lo pita tiene que echar al defensa, Alcaraz. No lo hace, manda repetir el penalti tras el gol de Xabi Alonso (no me puedo creer que Villa no haya podido tirarlo, pese a haber fallado ante Honduras otro, ¡si es el mejor tirador de penaltis de España, y uno de los mejores de Europa!) y no ve otro clarísimo sobre Cesc tras el rechace de Justo Villar. En fin, glorioso. Pero bueno, también el 'Tata' Martino se ha quejado de él, así que el hombre ha dejado unanimidad tras su intervención. El miércoles, partido para la historia. Puede parecer misión imposible, pero yo me quedo con las palabras de Villa al acabar el partido: "Seguro que los alemanes están más preocupados, al haber pasado nosotros", dando a entender que hubieran preferido la clasificación de Paraguay. Esta vez somos nosotros los que no tenemos nada que perder, y sí mucho que ganar. Eso quita mucha presión, y es importante constatar que, por primera vez, el rival no se va a colgar completamente del larguero para tratar de vencernos, pero no podemos olvidar el excepcional rendimiento que obtiene Alemania de los contragolpes. Así pues, mucho ojo. ¡Y a disfrutar! PD: Sería un buen momento para que apareciese Torres, que va a volver a ser titular, no lo dudéis. Y mientras tanto, ¡Villa pichichi!
  10. Hombre, que lo de la Furia española venía porque así se conocía a la selección en esos años, los 50. Como hoy la Roja. No tenía ninguna otra intención más que la de situar el contexto histórico del mayor éxito de España en los Mundiales (hasta el momento). Y lo de criticar no es que me parezca bien ni mal, es que es lo normal, ha pasado siempre y siempre pasará. Yo mismo he dicho que a Casillas lo miro con malos ojos. :P Pero coincido con mcmurphy, hagan lo que hagan al final, pase lo que pase, yo estoy con ellos y me enorgullezco de lo que han hecho ya, porque como dije días atrás, yo personalmente no les voy a exigir nada, que parece que todo lo que no sea salir campeones es un fracaso. Y como ya pasó con Suiza, ya sé que el día que España sea eliminada (o que pierda la final) van a llover palos por todos los lados, empezando por la prensa, a quien se les achacará que venden humo con tal de vender más periódicos. Pues yo no reaccionaré así, y me parecerán reacciones un tanto desmesuradas. Creo que no se les puede pedir más de lo que han hecho ya. Lo que venga a partir de ahora, será de regalo. Así que les envío todo el ánimo del mundo y que el sábado no se rindan ante Paraguay, porque desde luego ellos no lo van a hacer hasta que ya no quede ni un aliento más en el cuerpo, ni un segundo más en el cronómetro. :)
  11. Ya comentamos tras la derrota con Suiza lo poco que tardó el personal (en general, aunque también pasó en este hilo) en empezar a criticar: que si prepotencia, que si nos creemos mejores de lo que somos, que si había que mantener el estilo y el esquema de la Eurocopa, etc. Es algo normal. España, internacionalmente, se ha pegado demasiadas guantadas como para que todo el país crea ciegamente en ellos. Ha habido cambios de discursos futbolísticos para todos los gustos, desde Miguel Muñoz y Vicente Miera a Aragonés y Del Bosque, pasando por Camacho y Clemente. No hay una identidad que se mantenga a lo largo del tiempo. La Furia española logró la cuarta posición en 1950, haciendo un muy buen campeonato, pero desde entonces no se ha vuelto a superar la ronda de cuartos. Bueno, de hecho, ni siquiera esa vez se superó, España pasó como primera de su grupo a una fase final donde se jugó los cuartos con Suecia, Brasil, y la campeona Uruguay en el inolvidable 'maracanazo'. Desde aquel día la selección de Brasil no ha vuelto a jugar completamente vestida de blanco, uniforme de respeto habitual. Luego está la prensa deportiva, a la que se critica por vender humo. ¿Pero qué prensa no lo hace? Tanto en Europa como en América es normal dar cartel de favoritos a la selección de cada uno, y siempre es una decepción caer en un Mundial, sea en la ronda que sea. Siempre piensas que se podría haber hecho más. No va a cambiar el hecho de que la gente critique o, simplemente, opine en contra de algunos aspectos de la selección. Yo, por ejemplo, no tengo la misma seguridad en Íker Casillas que en 2008, y cada vez que le veo un fallo me pongo malo, y espero que sea el último que cometa. Sin embargo, no creo razonable llegar ahora y sentarle poniendo en su lugar a Valdés, que para mí está mucho mejor que él. Éstos son los que nos han traído hasta aquí, con éstos hay que seguir. Torres debe jugar de titular el sábado, no por galones ni por darle otra oportunidad. Sino porque él es el 9 de la selección española, lo haga mejor o peor. Y si Del Bosque considera conveniente sustituirle en el minuto 60 por Llorente perfecto, y si no lo considera conveniente, perfecto también. Él dirige, yo disfruto con ellos. Porque pase lo que pase el sábado, ellos son los que han llegado hasta aquí, así que voy a darles algo de crédito. Bueno, algo no. Mucho, o todo el que necesiten. Jueguen los que jueguen. Que solo falta que salga Llorente de titular, falle siete goles todos ellos como los de Cardeñosa en el 78, nos elimine Paraguay, y quede estigmatizado de por vida. Como Cardeñosa, qué cosas. O como Eloy Olalla, que no marcó el penalti ante Bélgica en los cuartos del 86, y que mucha gente al acordarse de él usan la coletilla 'Eloy, el que falló el penalti que nos echó del Mundial de México' (en realidad, el penalti que nos echó del Mundial fue el que algún belga, no recuerdo quién en concreto, le marcó a Zubizarreta, un regalo para los rivales en la suerte de los penaltis; sin embargo, la memoria colectiva apunta hacia Eloy y no hacia Zubi). Sobre el partido de Portugal, un par de cosas. Portugal ha sido otra de esas selecciones que han paseado una racanería impropia durante su estancia en el campeonato. Dos empates a cero (el de Brasil, digno del '¡Que se besen, que se besen!') y una goleada engañosa a Corea del Norte. Contra España jugaron la baza del 'patapúm p'arriba' hasta que su delantero 'boya' se agotó, y sin Hugo Almeida en el campo, se acabó su referencia ofensiva. Su mejor jugador fue el portero Eduardo, que ha hecho un gran campeonato, pero eso lo dice todo sobre el partido planteado por Queiroz. En el gol de Villa el posible fuera de juego no es del guaje, sino de Xavi. Cuando Iniesta recibe el balón Xavi está en posición de fuera de juego, pero recupera la línea con la defensa justo cuando Iniesta le pasa el balón. El debate está en si Xavi se aprovecha de venir de una posición de fuera de juego para recibir ese balón y asistir a Villa, o si ya se había salido del fuera de juego cuando Iniesta toca el balón. Es posible que alguna parte suelta de su cuerpo sí esté más adelantada, como una mano o un pie, pero entonces habría que entender exactamente cuándo se considera que hay fuera de juego, si cuando aunque sea una uña alguna parte del cuerpo del atacante está más adelantada que la defensa, o si, como era antaño, es necesario que entre el atacante y la defensa haya luz, es decir, que absolutamente todo el cuerpo esté adelantado. Pero bueno, que todo ese párrafo no sirve para nada, porque el gol subió al marcador y España ya está en cuartos. En Argentina hay mucho miedo hacia España, y hacia la posibilidad de que se tengan que tragar todas sus bravatas. Ese '¿Favoritos.....? Joder' se les puede volver en contra y ellos lo saben. Y Maradona el primero, por cierto. Aunque ahora hay que olvidarse de ellos, bastante tienen con Alemania (ya están unos y otros calentando el partido, por cierto, así que va a ser espectacular), y centrarnos en Paraguay. Es una selección muy dura, luchadora incansable, y no podemos olvidar que se clasificó en primer lugar en el grupo sudamericano, con seis puntos de ventaja sobre Brasil, la segunda, dando auténticas lecciones de pundonor y de fútbol. Es cierto que ante Japón les pudo la presión de la historia (jamás habían pasado de octavos antes) y ambas selecciones buscaron el 0-0 desde el principio. Pero ahora no tienen nada que perder y mucho que ganar, y la favorita en el choque es España, así que mucho cuidado con ello. Atentos al dorsal 18, Nelson Valdez, delantero del Borussia Dortmund que juega por la izquierda, no da un balón por perdido y su duelo con Sergio Ramos puede ser antológico. Contra Japón no fue titular, pero podría serlo frente a España. Roque Santa Cruz es la sombra de lo que fue, pero no por ello menos peligroso. Otro delantero peligroso es el 19, Lucas Barrios, muy rápido y con muy buen disparo. Y Paraguay siempre ha sido una selección que defiende estupendamente, de manera que no va a ser nada fácil pasar esta eliminatoria. PD: Qué descanso, estos dos días sin vuvuzelas están siendo maravillosos. ¡Aunque la unidad externa del aire acondicionado de mis vecinos las suplen bastante bien! :wacko: :P
  12. Por cierto, aquí casi no hemos nombrado a Holanda, que a la chita callando, y sin un gran juego, están ganándolo todo con una superioridad sobre los rivales preocupante para el resto. Ayer ganaron a Eslovaquia y parecía que llevaban el freno de mano echado, y los eslovacos no veían forma de echar mano a los holandeses para recortar el marcador. La verdad es que estos dos cruces de cuartos, Argentina-Alemania y Holanda-Brasil, son de lo mejor que se puede ver ahora mismo. Lo lógico es que el campeón salga de entre estos cuatro. Gran partido hoy contra Portugal, me he dejado los complejos encerrados bajo siete llaves, y creo que se la vamos a liar parda a Cristiano y compañía (¡lo siento, Mawa! :P ), y eso juegue quien juegue y aunque no esté convocado Marcos Senna (¡tenía que decirlo, centrino! :D ). Y en el otro cruce, tengo ganas de ver otra vez a Japón, me están gustando bastante y podrían dar la sorpresa (¡y luego liárnosla parda a nosotros! :lol: ).
  13. Aquí la cuestión es... ¿a quién ayudará el árbitro del partido de cuartos entre Argentina y Alemania? :D ¡Qué arbitrajes, señor! Y eso que ninguna de estas selecciones lo necesitaba para ganar, aunque el partido de Alemania se hubiese puesto más interesante si cabe con remontada inglesa en dos minutos. Sin embargo, Capello no puede culpar al árbitro uruguayo de la eliminación. John Terry estuvo horrible, Rooney desaparecido (como todo el Mundial, con el año que se había pegado en el Man U), y siento ser repetitivo, pero su insistencia en Barry en lugar de Carrick (que no ha jugado ni un minuto, increíble) ayer le costó los dos últimos goles alemanes, uno por un balón que pierde y otro por un balón que no llega a cortar. Del debate sobre España ya no me sorprende nada, toda la vida se ha discutido muchísimo a las selecciones que acudían a Mundiales y Eurocopas (incluso en la que se ganó en 2008, el pollo que la prensa madrileña organizó cuando se confirmó la no presencia de Raúl fue bonito), y no siempre se puede dar satisfacción a todos. Es cierto que España no está arrollando, y que los dos más acérrimos discutidores del estilo actual de la selección sean Luis Aragonés y Maradona, como que no me importa nada. Que España haga lo que pueda, yo estoy disfrutando con ellos (menos el día de Honduras, que me cabreó que los dejaran vivos con solo dos goles en su casillero), y no les exijo ganar un Mundial, me parece una quimera, y una presión innecesaria. El problema es que gran parte del país se hace eco de esa prensa 'calienta corazones' que cada dos años nos venden que somos favoritos, que tenemos equipo, y que por fin esta ocasión nos llevamos el trofeo de turno a casa. ¡Pero claro, como la última vez acertaron, este año la cosa ha subido aún más de tono! Estamos en octavos, a partir de ahora si se les ocurre jugar como Grecia en la Eurocopa de 2004 y ganan el Mundial, ¡no seré yo quien les pida cuentas por jugar con cuatro pivotes en lugar de uno solo! :D Para mí Uruguay no jugó mejor que Corea del Sur, pero pasó. Ghana lo mismo, pero los EE.UU. para casa. Ayer Inglaterra demostró de nuevo que su favoritismo se basa en una potente liga repleta de fulgurantes estrellas extranjeras con mucho talento, y en un discutido Mundial de hace 44 años (otro de esos países que ganó el Mundial que organizó, ¡maldito 1982! :lol: ). Y Argentina, ¡qué les voy a decir que no hayan dicho ustedes ya! ¡O que sí hayan dicho! Que espero no lo ganen, porque si ya es difícil soportar a Maradona ahora... Me recuerda a James Cameron con su Oscar por 'Titanic' y su 'I'm the king of the world!'. Creo que no he ido a ver 'Avatar' solo por eso. :P Es de momento la selección menos humilde del campeonato, pero también es cierto que se lo pueden permitir. De momento los jugadores de la albiceleste pueden cubrir los cheques que extiende el ego de Diego. Así que en su eliminatoria tengo el corazón partío, por un lado quiero que gane Alemania, que los argentinos se vuelvan para casa cuanto antes y así, si llegamos nosotros a semifinales, ofrecerles caballerosamente a los teutones la revancha por lo de la pasada Eurocopa. Y por otro lado, le tengo tantas ganas a Argentina, y a que alguien de verdad ponga a prueba su defensa, y a que España le cierre la boca a D10S, que espero que pasen para echarlos a un paso de la final, donde más duele. :D Pero me temo que Alemania pondrá por fin a prueba a esa defensa que ayer apenas recibió internadas en el área (de hecho, así vino el gol mexicano, y no con tanto disparo desde fuera del área). Klose tiene un hambre enorme, Özil ayer se guardó mucho talento para el partido de cuartos, e incluso Podolski está más entonado. Y hoy Holanda y Brasil no deberían darnos ninguna sorpresa, ¿no? Aunque en la Euro2008 Holanda iba desatada en la fase de grupos, pero en la primera eliminatoria cayó ante Rusia de manera estrepitosa (como le pasó a Portugal, recordemos), así que no deberían fiarse. Por último, sobre los videomarcadores y los goles de ayer. El árbitro no puede fijarse en ellos para rearbitrar una decisión que ya ha tomado, normas de la propia FIFA. Es el precio por no querer introducir la tecnología en el fútbol como ya existe en otros deportes. Y ahí le doy la razón a Maradona, ya que si se rearbitra un gol o un fuera de juego, ¿por qué no cada falta de tarjeta, o cada saque de banda por si esa jugada pudiera dar pie a un gol o a una expulsión? De modo que se deja como está, un flagrante error arbitral, y a seguir jugando como se pueda. Eso sí, quiero saber si se la hacen igual a Argentina si Maradona seguirá pensando lo mismo o montará la madre de todos los pollos arbitrales. A ver si por la boca va a morir el pez. Si el línea uruguayo no ve el golazo que Lampard marca a Alemania y necesita de la videopantalla, apañados vamos. O estaba temporalmente ciego, o es malo, malo, lo que ya no sorprende. Los árbitros no solo son malos en España y no solo en España se 'confunden' a favor de los poderosos. Menudo alivio.
  14. ¡Ésta no es nuestra Italia, que nos la han cambiado! Nunca se había visto a la selección italiana este estilo de juego, pero tampoco les ha servido para acceder a los octavos de final. Habitualmente, el juego de Italia era pobre pero efectivo, y se clasificaba sin mayores apreturas. Esta vez, jugó dos partidos absolutamente a nada (el segundo y casi todo el tercero), y como consecuencia, se vuelven para casa. Sin embargo, ¡menudo final de partido! Llevamos algunos partidos en esta tercera jornada antológicos (el de Australia contra Serbia también fue espectacular, y eso que ambos quedaron fuera; y anoche el de Japón contra Dinamarca fue muy entretenido), que están, por fin, remontando el nivel del Mundial. Algo lógico, por otra parte. De aquí al final nos vamos a aburrir poco, y hay selecciones que pueden dar alguna sorpresa más. Ojo con Japón, ¡de algo les tenía que servir tanto 'Oliver y Benji'! ('Campeones' para quienes la vimos desde su primera emisión por Tele5 :P ). Hoy España sale a jugar casi de 'azzurro', así que si se nos tiene que pegar algo, que sea de los anteriores Mundiales, cuando pasaban a octavos de una manera u otra. Vuelve Iniesta en lugar de Navas, lo que siempre es una buena noticia, pero ayer leí que Ramos sigue siendo duda por el golpe recibido en el primer partido. Esperemos que juegue, está a un nivel altísimo. Y ojo con la Roja (la original, la de Bielsa), hizo una clasificación en el grupo sudamericano buenísima. Las dos bajas que van a tener por sanción, Matías Fernández y Carmona, son muy importantes, sobre todo el segundo, cerebro del juego de ataque chileno. Pero cuidado con los Suazo, Alexis Sánchez, Valdivia o Beausejour, no nos lo van a poner nada fácil. Curiosamente, España podría pasar incluso perdiendo, dependiendo del resultado que se diera en el Suiza-Honduras. Esperemos que no haga falta depender del otro partido del grupo, a ver si va a pasar lo mismo que le ocurrió a Eslovenia, que cuando el árbitro pitó el final en su último partido contra Inglaterra, pese a haber perdido 1-0 estaban clasificados, pero solo cinco segundos más tarde Estados Unidos marcaba en el descuento un gol a Argelia que les clasificaba a ellos a costa de los eslovenos. Hoy hay que ganar.
  15. Tienes razón, pero eso no quita que Chile nos pueda mandar para casa. Creo que se debe a la inseguridad generada por los dos partidos previos: en el primero se jugó bien y se perdió, y en el segundo se ganó pese a no jugar bien. Yo, desde luego, les tengo mucho respeto a los Suazo y compañía, esperemos que no nos pillen dormidos y que se pueda ganar. Hoy están en riesgo Alemania e Inglaterra. Los alemanes saben bien lo que han de hacer para ganar, pero como los ingleses están bastante perdidos, me permito dar un par de consejos a Capello: Adelanta a Gerrard y Lampard, es un desperdicio ponerlos en el medio centro a ambos. Necesitan estar cerca del área. Vistos vuestros dos primeros partidos, a Eslovenia, que le vale el empate, le puede dar por encerrarse atrás, lo que suprimiría de vuestro once a Heskey, un jugador de espacios, no de marañas. Saca a alguien rápido por la banda derecha (Walcott, por ejemplo) y a Crouch para rematar todo lo que le echen (melones incluidos). Rooney a sus anchas, como debe ser. Lampard y Gerrard justo por detrás, y en el medio centro te sobra con Carrick. No entiendo como teniendo a un jugador así te empeñas en salir con el doble pivote Gerrard-Lampard, es un grave error. ¡Ale, ya está! :P Francia abandona el Mundial con el mismo estilo con el que accedió a él, de malas maneras. Seguro que ahora Henry desearía no haber metido esa mano. Desde luego es lo que Domenech querría. Al menos los irlandeses no hubieran abochornado tanto a su país. Y ahora, con Laurent Blanc, a abrir una nueva etapa. Olvídense de los años dorados de Zidane, Deschamps, Vieira y Trezeguet. A arremangarse y a trabajar.
×
×
  • Create New...

Important Information

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.