Jump to content

Sleazefactor

Usuarios
  • Content Count

    60
  • Joined

  • Last visited

Everything posted by Sleazefactor

  1. Exactamente es; Cuando miras al abismo, el abismo también te mira a ti. Yo la conocía porque con esa cita comienza Misery de Stephen King.
  2. Para mí, sin duda, El Río de Jean Renoir una película donde parece que no pasa nada, y en cambio pasa todo.
  3. Es el OmniWeb, para mi el mejor navegador para Mac OS X. http://www.omnigroup.com/applications/omniweb/
  4. Es el OmniWeb, para mi el mejor navegador para Mac OS X. http://www.omnigroup.com/applications/omniweb/
  5. "Un lago es de los paisajes más bellos y expresivos que existen. Es el ojo de la Tierra; mirando en su interior el que observa mide la profundidad de su propio carácter." Henry David Thoreau (1817-1862)
  6. Yo lo tengo clarísimo. Campeón: España España: Campeón Pichichi: Cañizares
  7. Si, Guanche, de acuerdo con tu planteamiento. Pero, ¿quien genera el dinero que tú dices que sale de la empresa? Yo pienso que el recurso más valioso de cualquier empresa son sus trabajadores, y eso hay que cuidarlo. Claro que el trabajador tiene sus deberes, que también debe cumplir. Pero aquí lo que parece que se estaba criticando es al jefe que va de "perdonavidas", y abusa de su posición privilegiada sobre sus subordinados, que haberlos haylos. Ah, y para tu información, te diré que yo también soy empresario de una pequeña empresa, tan pequeña que sólo tengo un trabajador a mi cargo. Lo que pasa, que al César lo que es el César...
  8. Ahora me entero yo que los jefes pagan nuestra Seguridad Social de manera altruista. ¡Qué buenos ellos! Yo que pensaba que lo pagábamos nosotros con nuestro trabajo. Bueno, pues estaré equivocado. [Este mensaje ha sido editado por Sleazefactor (editado 18-05-2002).]
  9. Mawa, el iDisk no está en el ordenador, es un disco virtual de 20 MB para usuarios de Mac OS 9 ó X. Para tener tu iDisk debes registrarte aquí.
  10. Pues yo cumplía 162 días cuando un tal Armstrong pronunció la frase: "Es un pequeño paso para el hombre pero un gran paso para la humanidad".
  11. Sólo una pequeña puntualización, el verbo "preveer" no existe, lo correcto es "prever". Aquí creo que tienen mucha culpa los medios de comunicación, que continuamente incurren en este error. Cuántas veces habremos escuchado esta frase: Mañana se "preveen" chubascos dispersos.
  12. ¿No será el poema Vergüenza de Gabriela Mistral? Ahí va otro: Teníamos delante una curva empinada de terrenos cubiertos de brezos, que venían a ser como un espolón que el páramo adelantaba. En lo más alto, bien destacado y silueteado, lo mismo que una estatua ecuestre encima de su pedestal, distinguíase a un soldado a caballo, rígido y oscuro, con el rifle apoyado en el antebrazo y dispuesto a hacer fuego. Vigilaba la carretera por la que nosotros viajábamos. -¿Qué ocurre, Perkins? -preguntó el doctor Mortimer. Nuestro cochero se ladeó ligeramente hacia atrás en su asiento: -Se ha escapado un preso del presidio de Princetown, señor. [Este mensaje ha sido editado por Sleazefactor (editado 05-05-2002).]
  13. ¡Muy bien rainby! Si la verdad es que las pistas estaban muy claras. El tuyo era uno de los que pensaba poner yo. Esa oscura historia de un crimen sin sentido, a sangre fría, que tan bien narró Truman Capote.
  14. ¡Bravo macdaniels!, pues sí, intuía que este no se te escapaba. Vamos con una más, en este caso es un viaje terrestre por la India: ***, contraviniendo las ordenanzas municipales, se hallaba sentado en el cañón Zam-Zammah, que reposaba sobre una plataforma de ladrillo frente a la vieja Ayaib-Gher, la Casa de las Maravillas, nombre que dan los indígenas al museo Lahore. Quien se apodera de Zam-Zammah, el "dragón de aliento de fuego", es dueño del Panjab; porque ese gran monumento de bronce verdoso es siempre el primer botín del conquistador. Como se puede imaginar los tres asteriscos iniciales ocultan el nombre del protagonista, que a su vez da título a la novela. [Este mensaje ha sido editado por Sleazefactor (editado 04-05-2002).]
  15. Bueno, ahí va otro de mis preferidos, este creo que es muy fácil: Llamadme Ismael. Hace unos años -no importa cuánto hace exactamente-, teniendo poco o ningún dinero en el bolsillo, y nada en particular que me interesara en tierra, pensé que iría a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo. Es un modo que tengo de echar fuera la melancolía y arreglar la circulación. Cada vez que me sorprendo poniendo una boca triste; cada vez que en mi alma hay un noviembre húmedo y lloviznoso; cada vez que me encuentro parándome sin querer ante las tiendas de ataúdes; y, especialmente, cada vez que la hipocondría me domina de tal modo que hace falta un recio principio moral para impedirme salir a la calle con toda deliberación a derribar metódicamente el sombrero a los transeúntes, entonces, entiendo que es más que hora de hacerme a la mar tan pronto como pueda. Es mi sustitutivo de la pistola y la bala. ¿En que nave embarcará Ismael? ¿Cómo se llama el capitán que la gobierna?
  16. Si, es de Joseph Conrad, pero el que tú has puesto es del autor de este poema: Una vez, al filo de una lúgrube medianoche, mientras débil y cansado, en tristes reflexiones embebido, inclinado sobre un viejo y raro libro de olvidada ciencia, cabeceando, casi dormido, oyóse de súbito un leve golpe, como si suavemente tocaran, tocaran a la puerta de mi cuarto. "Es -dije musitando- un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más." Autor del que he leído sus cuentos y relatos, y del que tengo en la recámara para leer, el que tu pusiste y Los extraordinarios casos de Mr. Dupin. El libro de Conrad, en cuestión, es Lord Jim. Libro, que si no has leído, te recomiendo porque es de lo mejor de su obra.
  17. Ahí va una pista; el autor es de origen polaco, aunque desarrolló toda su obra en inglés, conocido por esta y otras obras como, El corazón de las tinieblas, Nostromo, Juventud...
  18. Bueno teodio, de los últimos que habéis puesto tú y rainby no tenía ni idea. El de macdonna es de Un tal Lucas de Cortázar. Ahí va otro fragmento a ver si acertáis el mío: Así, a lo largo de los años, le fueron conociendo sucesivamente en Bombay, Calcuta, Rangún, Penag, Batavia... y en todas y cada una de dichas escalas lo llamaban simplemente ***, el corredor. Después, cuando su aguda sensibilización frente a lo intolerable lo alejó de una vez para siempre de los puertos y del trato de los hombres blancos, incluso en la selva virgen, en la que había decidido ocultar su deplorable facultad, los malayos de las aldeas de la jungla le añadieron una palabra al monosílabo que constituía su incógnito. Lo llamaban Tuan ***; o, por así decirlo, **** ***.
  19. Había intentado toda suerte de planes para adquirir importancia, popularidad, reconocimiento público, etcétera, y el mundo se negaba con torva y persistente determinación a reconocer incluso su existencia. Parece que en torno a la personalidad de Fulano, caso de que hayamos de concederle una personalidad, flotaba una nube de inatención que resistía sus casi heroicos intentos de atravesarla. Fulano se tomaba toda clase de trabajos para llamar la atención, pero la gente le obviaba. He visto a Fulano estrechar la mano de forma vehemente al ser presentado, mirar violentamente y sacudir su rostro pegado al de la otra persona al tiempo que gritaba literalmente: -¡Tanto gusto en conocerle! Al momento siguiente, la otra persona hablaba con cualquier otro, habiéndose olvidado por completo de Fulano. [Este mensaje ha sido editado por Sleazefactor (editado 23-04-2002).]
  20. Veo que Momo se me ha adelantado con el de Silver Dolar , esto pasa por tardar tanto en escribir el mensaje...
  21. Bueno teodio, deberiamos decir que Ignatius Reilly, el tipo de la gorra de cazador verde, es el personaje central de La conjura de los necios de John Kennedy Toole, uno de los libros más divertidos que he leído. Y el último que pusiste, Con las mujeres no hay manera de Boris Vian, tampoco se queda atrás en situaciones graciosas. El de Siver Dolar es Cánticos de la lejana tierra (Songs of Distant Earth), cómo el disco de Mike Oldfield, de Arthur C. Clarke. Bueno macdaniels, parece que tenemos gustos literarios parecidos, en efecto eran París y Londres en Historia de dos ciudades de Dickens. A ver si coincidimos en este: Le faltarían una o quizá dos pulgadas para alcanzar los seis pies de altura, era de constitución fuerte, y avanzaba hacia uno directamente, con una ligera inclinación de hombros, adelantando la cabeza con una mirada intensa y profunda que recordaba a un toro cuando embiste. Tenía una voz grave y potente, y en su porte mostraba una especie de aplomo obstinado que no tenía nada de agresivo; parecía tratarse más bien de una necesidad que, en apariencia, rezaba tanto para sí mismo como para cualquier otro. Era de una pulcritud intachable, vestía de blanco inmaculado de pies a cabeza, y en los diversos puertos orientales en los que se ganó la vida como corredor de proveedores de barcos se hizo muy popular. ¿Cómo se llama este personaje, que da título a la novela? ¿Y el nombre del narrador del relato? ¿En que otras dos obras de este autor aparece este mismo narrador? [Este mensaje ha sido editado por Sleazefactor (editado 23-04-2002).]
  22. ¡Muy bien macdaniels!, pensé que había puesto un parrafo algo dificil. El de deusvede podría ser de El león de Comarre de Arthur C. Clarke ???, este yo no lo he leído. Juanjo, podías haber puesto algo más fuerte de La Filosofía en el Tocador de El Marqués de Sade que tampoco habría pasado nada, estoy seguro que a Ignatius Reilly le habría encantado, verdad teodio. Ahí va el mío, dudaba entre varios, pero no he podido resistirme a poner un inicio como este: Eran los mejores tiempos, eran los peores tiempos, era la era de la sabiduría, era la era de la insensatez, era la época de la creencia, era la época de la incredulidad, era la estación de la Luz, era la estación de la Oscuridad, era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperación, nosotros lo teníamos todo ante nosotros, nosotros no teníamos nada ante nosotros, estabamos yendo todos directamente al Cielo, estabamos yendo todos directamente por otro camino: resumiendo, la época se parecía tanto a la actual que algunas de sus autoridades más ruidosas insistían en su existencia recibida, para bien o para mal, en el grado superlativo de comparación solamente.
  23. Bueno macdaniels, ya me has dado un motivo para releer "El peregrino de las estrellas", y recluirme con Darrell Standing en San Quintín. Pero a Momo le digo que ni por esas, me vas a hacer que vea esta noche "Gran Hermano" Siguiendo con la ciencia-ficción, un clásico entre los clásicos: "Una gran masa grisácea y redondeada, quizá del tamaño de un oso, estaba surgiendo lenta y penosamente del cilindro. A medida que ascendía y captaba la luz, brillaba como cuero mojado. Dos grandes ojos de color oscuro me miraron fijamente. La masa era redondeada y tenía, se podría decir, un rostro. Había una boca debajo de los ojos, cuyo borde se estremecía, jadeaba y dejaba caer saliva. El cuerpo oscilaba y palpitaba convulsivamente. Un delgado apéndice tentacular se aferraba al borde del cilindro, otro se agitaba en el aire."
  24. El fragmento de teodio es de "Industrias y andanzas de Alfanhuí" de Rafael Sánchez Ferlosio, muy buen libro, si señor. Yo os voy ha poner un fragmento de uno de mis favoritos, seguro que muchos lo reconoceréis. "La noche llegó y la Luna se elevó por sobre los árboles y alumbró la tierra con luz espectral. Y con la llegada de la noche, Buck sintió el despertar de una nueva vida en el bosque. Se entretuvo en escuchar y olfatear. Un agudo aullido al que siguió un coro de sonidos semejantes le llegó desde lejos. Los aullidos se tornaron más claros y cercanos a medida que pasaba el tiempo. Y de nuevo reconoció en ellos los sonidos que había oído en aquel otro mundo de su memoria. Caminó hacia el centro del claro y escuchó. Era la llamada." [Este mensaje ha sido editado por Sleazefactor (editado 21-04-2002).]
  25. Os pongo esta reflexión de Stephen Hawking, sobre la posibilidad de un universo sin principio ni final en el tiempo, y sin ninguna dependencia de nada que este fuera de él. Un universo que no sería ni creado ni destruido. Simplemente "sería". "La idea de que espacio y tiempo puedan formar una superficie cerrada sin frontera tiene profundas implicaciones sobre el papel de Dios en los asuntos del universo. Con el éxito de las teorías científicas para describir acontecimientos, la mayoría de la gente ha llegado a creer que Dios permite que el universo evolucione de acuerdo con un conjunto de leyes, en las que él no interviene para infringirlas. Sin embargo, las leyes no nos dicen qué aspecto debió tener el universo cuando comenzó; todavía dependería de Dios dar cuerda al reloj y elegir la forma de ponerlo en marcha. En tanto en cuanto el universo tuviera un principio, podríamos suponer que tuvo un creador. Pero si el universo es realmente autocontenido, si no tiene ninguna frontera o borde, no tendría ni principio ni final: simplemente sería. ¿Qué lugar queda, entonces, para un creador?" Stephen Hawking.
×
×
  • Create New...

Important Information

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.